Inicio Actualidad Avanzan los ataques contra Gadafi

Avanzan los ataques contra Gadafi

303
Compartir

Decenas de pobladores dejaron Sirte, ubicada en un sitio estratégico a 360 kilómetros de Trípoli el domingo, por temor a que los enfrentamientos aumentaran. Las fuerzas oficiales reconocieron que se dirigían hacia Bin Jawad, 140 kilómetros al este, y última conquista rebelde. Confirmaron que ningún rebelde se hallaba en Sirte o sus cercanías. El bastión de Gadafi representa un importante punto en la batalla que sostienen oficialistas y opositores.

Al ser un lugar representativo del régimen, los seguidores se esfuerzan para mantenerlo bajo su control, mientras los detractores buscan tomarlo e iniciar la caída final del Gobierno. Siguiendo el camino de la ruta que va hacia el oeste, el próximo objetivo de los rebeldes sería Misrata, el último eslabón antes de llegar a Trípoli.

Las fuerzas de Gadafi también azotan la ciudad con tanques y francotiradores. Los habitantes de esa disputada ciudad reportaron enfrentamientos el domingo en áreas residenciales entre los insurgentes y las fuerzas partidarias de Gadafi, que disparaban desde tanques.

Se trata de una de las dos ciudades en el occidente del país que se han levantado contra el régimen, y como consecuencia de ello, sufieron duras represiones. Está ubicada entre Trípoli y Sirte. Allí focalizaron sus esfuerzos las fuerzas oficialistas. Un tácito reconocimiento que Sirte ya estaría en poder de los rebeldes.

La intervención de las potencias extranjeras facilitó la tarea de los rebeldes en su avance hacia el este. El sábado por la noche, arrebataron el control de Ajdabiya a las milicias de Gadafi. El domingo, ya controlaban el estratégico puerto petrolero de Brega. El dictador retiró sus fuerzas de ambas ciudades y focalizó los ataques en Misrata.

Más tarde, los rebeldes no hallaron resistencia alguna para hacerse de la importante ciudad petrolera de Ras Lanuf. Inmediatamente decidieron continuar su marcha hacia el este retomando también el poder de Bin Jawad. El envión anímico de los opositores, confronta sin embargo, con su poca preparación militar, falta de organización e ineficiencia.

Luego de reconquistar las ciudades orientales, desperdiciaron una gran cantidad de municiones disparando al aire en forma de festejos. Ahora que los insurgentes recuperaron el control de Ras Lanuf y de Brega están haciendo planes tentativos para explotar el recurso natural más valioso de Libia.

“A medida que avanzan por la costa, por supuesto, los rebeldes controlan cada vez más los puntos de salida del petróleo de Libia”, resumió el secretario de Defensa británico Liam Fox a la cadena BBC. “Eso va a producir un gran dinamismo y un equilibrio muy diferente dentro de Libia. Aún está por verse cómo se desenvolverá eso en términos de impacto en la opinión pública y en el régimen de Gadafi”.

En este contexto, la oposición acordó con una empresa qatarí para que se haga cargo de la exportación de combustible. La economía del país es sumamente dependiente de la industria hidrocarburíferas. El 95% de los ingresos por exportaciones en 2010 se atribuyó a este tipo de productos.

Además, el país cuenta con las mayores reservas en todo el continente, con un estimado de 46.400 millones de barriles. En tanto, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) asumirá la conducción de todas las operaciones militares internacionales en Libia, según lo resolvieron los 28 embajadores de los países de la alianza atlántica en Bruselas.

Fuente: EFE, AFP