Inicio Familia ¿Para quién es la tarea escolar?

¿Para quién es la tarea escolar?

501
Compartir

deberesTodos queremos que nuestros hijos tengan éxito en sus estudios y por eso a veces es difícil mirar hacia un futuro distante, tener paciencia y permitir que sean los propios chicos los que salgan adelante poco a poco, sin necesidad de salvatajes permanentes de parte de sus padres. En otras palabras, los padres tratan de ayudar a sus hijos con los deberes escolares dentro de un esfuerzo mal guiado de apoyarlos en su éxito académico. Un experto en el tema, el doctor Stephen Glenn dice que “el deber está dirigido al alumno y no se trata de una responsabilidad de los padres. Si se refuerza este concepto con total decisión, empatía y apoyo, se colocarán las bases de un desarrollo integral de los hijos para convertirlos en personas que comprenden el significado de la responsabilidad personal”. Los niños necesitan aprender por sí mismos los procesos del trabajo, necesitan tomar responsabilidad sobre su actividad en la escuela y a veces toma un tiempo el que puedan comprenderlo. Como padres, tenemos que considerar un par de preguntas algo complicadas:

– ¿Podemos permitir que nuestros hijos fallen en el corto plazo para que de esta manera tengan éxito en el largo plazo?

– ¿Cuál es nuestra reacción cuando los niños hacen sus deberes pero no los hacen de la forma en que nosotros quisiéramos?

A sabiendas de que este es un tema que preocupa a todos, hemos considerado pertinente darles algunas ideas y sugerencias que podrían en cierta forma reducir el estrés que se produce en chicos y grandes a la hora de hacer los deberes:

– Manténgase al tanto del progreso de su hijo en la escuela. Esto significa realizar visitas al establecimiento educativo, reunirse con los maestros (aun cuando parezca que todo marcha bien), y en general mantenerse involucrado en la educación de sus hijos.

Las estadísticas demuestran que los hijos de padres que se preocupan en asistir a las reuniones escolares y en revisar lo que está sucediendo son por lo general los que menos problemas tienen en su desarrollo académico. Mientras más se involucren en las actividades escolares de los hijos, más pronto podrán los padres detectar cualquier situación o problema que se pueda desarrollar, especialmente en el concepto de lo que son las tareas escolares para la casa.

– Deje de responsabilizarse por los deberes de sus hijos. Si los hace, los corrige o le ayuda a terminar, usted será quien aprenda y no sus hijos.

– Participe si le hacen preguntas o si le piden sugerencias. Gentilmente guíelos hacia la respuesta, pero no se la proporcione directamente.

– Exprese su confianza en sus hijos: “Está complicado, pero tú puedes hacerlo”.

– Tome en cuenta el temperamento de su hijo o hija cuando establezca los horarios para las tareas. Si sus hijos prefieren despertarse temprano en la mañana para terminar sus deberes, acepte, pues puede ser preferible a que lo hagan muy tarde en la noche cuando están casi dormidos.

Algunos puntos a considerarse
Para los niños muy activos es una tortura tener que sentarse a hacer los deberes tan pronto llegan de la escuela en donde han pasado tanto tiempo en clase. Planifique alguna actividad física y recreativa antes de iniciar las tareas.

Converse con sus hijos sobre el lugar en donde prefieren hacer sus deberes. Algunos niños prefieren hacerlo en sus habitaciones y estar solos. A otros les gusta más hacerlo en la sala familiar o aun en la mesa del comedor o la cocina. Lo importante no es el lugar donde los hagan sino que los hagan bien.

Algunos gustan de hacerlos mientras escuchan música. Se puede permitir esto pero habrá que evaluar los resultados. No se convierta en maestro pero comparta conocimientos y formas de estudio.